Valldemossa

Visitantes ilustres en la Sierra de Tramuntana. Chopin y George Sand alojados en la Cartuja. Michael Douglas mirando al mar y comiéndose una Coca de Patata.

A 17km al norte de Palma tenemos el Valle de Mussa, de cuando los árabes dominaban esta alquería llena de terrazas de cultivo. Pueblo de la Santa Catalina Thomás y donde se alojó un invierno George Sand y su amante Chopin, Valldemossa es una preciosidad de pueblo con callecitas que suben y bajan, miradores, flores, restaurantes y pastelerías. Castaños, palmeras y pinos centenarios que se retuercen y dan frescor y sombra a este vergel.

Qué ver en Valldemossa

Aparte de pasear por sus misteriosas calles con ese brillo tan característico de su piedra, recomendamos empezar por La Cartuja de Valldemossa: Conjunto con Iglesia con frescos de Francisco Bayeu, y diferentes habitaciones entre las que hay una antigua farmacia perfectamente conservada con utensilios de la época. Una de las estancias es la Celda nº4: Ahí estuvieron alojados la escritora George Sand con su amante Frédérick Chopin durante 56 días. Allí ella escribió “Un invierno en Mallorca”, obra muy crítica con aquella sociedad inmóvil de la isla en 1838. Chopin también compuso lo suyo entre mazurcas, polonesas y nocturnos.

Junto a la Cartuja está el Palacio del Rey Sancho que construyó Jaume II primer rey de Mallorca a su hijo. El conjunto de La Cartuja se termina de enmarcar con los Jardines del Rey Juan Carlos donde ver los bustos de los huéspedes más célebres de Valldemossa: archiduque Luis Salvador de Austria, Rubén Darío o el mismísimo músico romántico Frédérick Chopin.

Qué hacer en Valldemossa

Si queremos otear el fértil valle iremos al Mirador de Miranda Lledoners desviándonos de la Calle Jovellanos y cruzando un gran arco.

Una vez visitado el pueblo podemos seguir para pasar a la vertiente norte de la Sierra de Tramuntana y bajar las revueltas que nos llevan al Port de Valldemosa a 6 km. Las vistas del trayecto son impresionantes y el terreno escarpado. Hay varios miradores donde podemos detenernos y disfrutar de las vistas. En el Port recomendamos hacer una pausa para tomar un aperitivo en el restaurante próximo a la cala con vistas al mar. 

También podemos visitar el Monasterio de Miramar, fundado por el beato Ramon Llul en 1276 y que tuvo la primera imprenta de Mallorca en 1487. Está en el km 67,5 en la carretera Ma-10 que va a Deià.

Cómo llegar a Valldemossa

Desde Palma cogemos la carretera Ma-1110 durante 17 km hasta llegar a Valldemossa.

Para ir al Port de Valldemossa seguimos por la carretera que nos ha traído desde Palma. Dejamos a nuestra derecha el desvío a Deià y por la Ma-1131 bajamos hasta el puerto.

Consejos para coches eléctricos

Si durante el camino necesitaras cargar el coche dispones de más de 300 cargadores de uso público de la red MELIB.

Valldemossa cuenta con 6 cargadores. Recomendamos utilizar el cargador ubicado en el Parking principal de Valldemossa.

En Valldemossa los coches eléctricos están exentos de pagar ORA, por lo que puedes aparcar sin coste.

Dónde comer en Valldemossa

Es Taller Valldemossa: Ubicado en un antiguo garaje mecánico y dirigido por el chef Nicolás Gago Aubert tiene huerto propio y una carta centrada en productos de temporada.

Pizzería Vesubio: Si queremos una pizza casera en el casco antiguo de Valldemossa la terraza de Vesubio es el sitio. Postres caseros.

Ca’n Molinas: Horno centenario y cafetería donde se pueden degustar las famosas Cocas de Patata de Valldemosa, ¡un placer de bollo!

Restaurante Es Port de Valldemossa: Comida mediterránea, pescados y arroces a pocos metros del puerto y con vistas al mar. 

Planes con Muvon

Qué hacer en Mallorca

Sineu vistas iglesia

Sineu

El centro de gravedad de Mallorca. En Sineu, en el interior de Mallorca, la mirada se amplía sin necesidad de mar.

Playa Es Trenc Mallorca

Playa de Es Trenc

Descubre todo lo que ofrece la Playa de Es Trenc en Campos. Qué ver, qué hacer y dónde comer en una de las playas más visitadas de Mallorca.

Cala Sa Calobra

Sa Calobra

Auditorios calcáreos al mar turquesa tras un viaje serpenteante. Descubre todo lo que ofrece la cala de Sa Calobra en la Sierra de Tramontana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando estás aceptando nuestra Política de Cookies.    Ver
Privacidad